Política migratoria de Estado basada en el respeto a los derechos humanos / sinembargo.mx

El jueves 5 de junio sesionó por quinta ocasión el Consejo Ciudadano del Instituto Nacional de Migración (CC-INM), que presido desde junio de 2013. Durante esta sesión fui electo, de nueva cuenta de manera unánime, para presidir por un segundo -y último- año dicho Consejo; con base en los lineamientos internos del CC-INM. Como lo indica la normatividad, esto ha permitido mi participación en el Consejo Consultivo de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), donde coordino el grupo Articulación de recursos presupuestales, información y estadística en materia migratoria. Uno de los objetivos de dicho grupo de trabajo es monitorear y evaluar el Programa Especial de Migración 2014-2018 (PEM) –que por primera ocasión existe en nuestro país y que es un compromiso del Presidente. Al inaugurar la última sesión del CC-INM comenté que las personas que integramos dicho espacio, tenemos una responsabilidad en múltiples niveles. En aquel momento enumeré los siguientes, aunque nuestras tareas no se limiten únicamente a estos: Exigir que el INM rinda cuentas de diversas prácticas que vulneran los derechos de las y los migrantes, sus familias y comunidades. Hacer propuestas sustantivas que permitan mejorar las condiciones estructurales y prácticas cotidianas que dan origen a dichas violaciones. Abrir los espacios para que las organizaciones civiles que defienden o asisten a las personas migrantes participen activamente haciendo aportes sustantivos con el mismo fin. Esto, adicionalmente de las atribuciones y funciones que se establece en el Reglamento Interior de la SEGOB, el Acuerdo que define la estructura, organización y funcionamiento del CC-INM, y nuestros Lineamientos Internos. Con el objetivo de avanzar en esa múltiple responsabilidad fue que en el CC-INM hemos generado algunos acuerdos sustantivos que se han atendido o están en proceso de atender. Además, en marzo de este año aprobamos por unanimidad los temas a trabajar en 2014 para cada una de las 4 comisiones de trabajo del CC-INM: Fortalecimiento institucional, derechos humanos, atención a grupos en situación de vulnerabilidad y mejoras regulatorias y procedimentales. Adicionalmente, hemos creado dos grupos de trabajo donde participan integrantes del INM, Consejeros/as del CC-INM, organizaciones de la sociedad civil, otros organismos públicos e instituciones internacionales.El primero de dichos grupos es para generar el Programa/Campaña de Regularización Migratoria que el INM esperemos haga su lanzamiento en 2014. El segundo es sobre protección a la niñez migrante –en particular en el marco de alternativas a la detención. En próximas fechas iniciaremos un tercer grupo en materia de fortalecimiento institucional. La situación que actualmente viven niños, niñas y adolescentes en la región es un tema central para nuestro trabajo. Es preocupante y se necesitan medidas que pongan por encima el interés superior de estas personas, como lo hemos expresado diversas organizaciones civiles de la región. Se necesita una política migratoria de Estado, una política basada en el respeto a sus derechos. Para esto, es importante tomar como base el PEM, que incluye diversas estrategias y líneas de acción en la materia. No necesitamos más foros sobre este asunto, lo que necesitamos son acciones ¿Cuáles? Por lo menos tres: Presupuesto: El PEM necesita recursos para que lo que ahí se establezca se lleve a la práctica, incluyendo las líneas de acción sobre niñez. La clase política no se puede permitir (y la ciudadanía tampoco) una aberración similar como cuando salió la Ley de Migración en 2011: el Congreso determinó que no tenía impacto presupuestario. Sí lo tenía y no se asumió. El PEM tiene impacto presupuestario. Asúmanlo. Determinación del Interés Superior (DIS): La Ley de Migración de 2011 establece que a niños/as y adolescentes se les debe atender tomando en cuenta su interés superior. Después de tres años esto no ha sucedido. El país carece de un procedimiento para determinar el interés superior. Esto es importante porque permitiría identificar cuando el niño/a migra por motivos de reunificación familiar o cuando lo hace por escapar de la violencia, etc. En el marco del Consejo Ciudadano hemos comenzado a trabajar en este sentido, buscando crear el modelo. Ahora es el momento de consolidar este trabajo. Flexibilización de requisitos de expedición visas: A todas nos conviene flexibilizar los criterios para que las personas de Centroamérica migren en situación de regularidad. A los migrantes les conviene porque su condición de vulnerabilidad disminuye y al Estado, porque aumentan los ingresos en sus arcas. Mejor que paguen por una visa y no a los extorsionadores y secuestradores. Si a la clase política le interesa la situación de estos niños, niñas y adolescentes es momento de que actúen, que le destinen recursos. Una política sin recursos es demagogia. Desde las organizaciones tenemos propuestas, las que estamos realizando desde el Consejo Ciudadano del INM son algunas de ellas. Sigamos trabajando de manera colaborativa y propositiva para transformar la vida de las personas, familias y comunidades migrantes. Rodolfo Córdova Alcaraz”

Link: http://www.sinembargo.mx/opinion/07-07-2014/25260

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s