Las paradojas de ‘Améxica’ / El País

La subida del IVA en la frontera norte de México frena el consumo

Las patronales de seis estados denuncian que la subida ha provocado el cierre de negocios y la caída de un 30% en las ventas

El sur de Estados Unidos y el norte de México comparten el pasado de haber pertenecido a la corona de España y una economía compartida de facto, pese a que las políticas centrales de ambos países aún no se hayan adaptado a lo que ocurre día con día en la frontera. Hacer la compra en un lado de la frontera, cargar la gasolina del otro. Inscribir a los hijos en la escuela de un país y llevarlos al cine en la nación vecina. Es el día a día en Améxica, la región que comparten seis estados mexicanos y cuatro estadounidenses. Y esa región, del lado mexicano, ha sufrido un golpe: la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que subió de un 11 a un 16% la tasa que pagan por todas las compras. A un año de que se puso en marcha la medida, los empresarios de la región acusan que los daños son evidentes.

Una de las ciudades que mejor simboliza las contradicciones de la región es Tijuana, Baja California, al extremo noroeste del país. Baja California es el estado que registró en 2014 el mayor número de cierre de empresas en todo el país, según cifras oficiales. “Si hablamos de economía, hay dos Méxicos: el México global y el México nacional, el mercado interno. Uno es muy competitivo y el otro es un caos”, afirma el senador Ernesto Ruffo (del conservador Partido Acción Nacional, PAN), exgobernador por Baja California uno de los principales portavoces contra el aumento del IVA.

Las diferencias son tangibles. Los más afectados son los más pobres, los que no pueden cruzar la frontera para conseguir un mejor precio porque no tienen un visado (un 43% en Baja California). Un ejemplo: mientras en México la gasolina cuesta un dólar, en EE UU el precio puede llegar hasta la mitad (en Texas, 52 céntimos). ¿La razón? “En Estados Unidos se mueve de acuerdo con el mercado, y en México está controlado por la Secretaría de Hacienda. No es un mercado realmente libre”, apunta Ruffo. Las previsiones indican que los servicios y bienes se encarezcan hasta en un 25%, según datos del Colegio de La Frontera Norte.

La certeza de que el aumento de la tasa del IVA en la frontera perjudicaría a los empresarios locales era tal, que las patronales habían anunciado ya desde hace un año que presentarían un recurso frente a la Suprema Corte mexicana para detener la subida. La Corte avaló la decisión del Ejecutivo mexicano en agosto pasado. El Gobierno federal calcula que la homologación del IVA conseguirá recursos anuales por 15.000 millones de pesos (996 millones de dólares), una importante aportación en un año en que el presidente Enrique Peña Nieto ha anunciado austeridad y recortes para enfrentar el retroceso en la economía nacional.

Pero el retroceso en la frontera, al menos al corto plazo, ha sido doloroso para los empresarios locales. Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez, Matamoros y Reynosa informan de que la subida del IVA ha causado una caída de hasta un 30% en el consumo local. La Cámara de Comercio de Ciudad Juárez ha señalado que la frontera está sumida en “la recesión”. Las patronales de Tamaulipas coinciden en que sufren un “éxodo de compradores” hacia Texas, su estado vecino. Y la histórica diferencia entre el norte de México, de tradición empresarial, y el sur, con abundantes recursos naturales pero los mayores índices de pobreza, vuelve a relucir. “El problema que tiene el partido en el gobierno [el PRI] es que no tiene los recursos para mantener el sistema al que estaba acostumbrado y tiene que tirar de algún lado”, resume Ruffo.

 

La pérdida de competitividad en la frontera

  • Mayor inflación. La tasa de inflación en la región ha aumentado a un ritmo que duplica el del resto del país. En el primer cuatrimestre de 2014, registró casi un 3% frente al 1,38% del resto del país. Para la primera quincena de enero de 2015, la tasa era ya de 4,15%.
  • Menor competitividad. La frontera encabeza el cierre de comercios pequeños y medianos. Tijuana, Nuevo Laredo, Matamoros y Ciudad Juárez son las más afectadas.
  • Menos consumidores. La Patronal mexicana calcula que el IVA fronterizo causa pérdidas anuales de 1.200 millones de pesos (unos 790millones de dólares).
  • Los pobres, los más perjudicados. Los habitantes de la frontera que no cuentan el visado necesario para cruzar a Estados Unidos para aprovechar el menor precio son los más afectados.
  • El PIB regional, afectado. Los seis estados fronterizos mexicanos (Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas) aportan el 25% del PIB nacional.

Link: http://economia.elpais.com/economia/2015/03/04/actualidad/1425497199_887131.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s