Comunicado de Salida de la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos / Voces Mesoamericanas

Puentes de Esperanza, una Década de Lucha y de Esperanza

México – Italia – Nicaragua – El Salvador – Honduras – Guatemala

Noviembre 20 a Diciembre 7 de 2014

 

Tapachula, Chiapas a 7 de diciembre del 2014.- La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) emitió el día 5 del presente un comunicado de prensa después de su visita a Honduras, que refleja la situación de los derechos humanos en este país, condición que consideramos son similares en toda la región. La CIDH da a conocer “los alarmantes niveles de violencia, que se ubican entre los más altos del mundo… que hay desapariciones, altos niveles de violencia de género y conflictos agrarios que también producen hechos de violencia, entre otros graves crímenes, que tienen lugar en un contexto de gran impunidad, resultado de la debilidad institucional, la corrupción y la falta de independencia del Poder Judicial, entre otros factores… La falta de investigación y la impunidad en la que permanece la enorme mayoría de las violaciones a los derechos humanos, alimentan una espiral creciente de violencia. Además de dejar a las víctimas sin acceso a la justicia, la impunidad afecta negativamente a toda la sociedad… que recibe el mensaje de que esta violencia es inevitable” (http://www.oas.org/es/cidh/prensa/comunicados/2014/146.asp)

Si este reporte nos suena familiar es porque entre los países de la región, las condiciones sólo se diferencian por el grado de intensidad, pero todas son similares y afectan principalmente a las poblaciones más pobres y vulnerables de manera tan brutal, que provocan el desplazamiento forzoso de hombres, mujeres y niños por igual de sus lugares de origen, quienes al no soportar la violencia extrema – económica, política y social se ven obligados a luchar por sus derechos y calidad de vida o por preservar la vida misma siendo así expulsados de sus países.

Desde hace 10 años en caravanas como la que hoy concluye y a la que vienen con la esperanza de encontrar a sus seres queridos que desaparecieron cuando cruzaban por territorio Mexicano; las madres y familiares centroamericanas, han venido denunciando las violencia que padecen los migrantes en México.

En esta ocasión mientras la caravana de las madres centroamericanas pisa por décima ocasión el suelo Mexicano, de manera simultánea, por primera vez, la caravana para los Derechos de los Migrantes, la Dignidad y la Justicia, recorre también Italia, dos países que están tan lejos y al mismo tiempo tan cerca. Ambos tienen los mismos patrones de corrupción, de presencia del crimen organizado, que incluso controla gran parte de sus territorios. Implementan las mismas políticas migratorias de control, detención y deportación que sólo criminaliza a los migrantes, y los entregan a la criminalidad, en donde son víctimas de explotación hasta acabar con su vida misma, situación que ha empeorado desde que ha aumentado la militarización de las fronteras.

Los mismos sufrimientos de la gente migrante, las mismas desapariciones, los mismos muertos, las mismas pesadillas que pasan miles de migrantes encarcelados en estaciones migratorias, a pesar del derecho a migrar proclamado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Durante las etapas de su recorrido las Caravanas movilizaron a la sociedad civil, a las asociaciones locales. Miles de personas se involucraron en acompañar su causa, en donde no cesaron las denuncias sobre el sufrimiento de los migrantes y sus familiares, las denuncias de la violación de los derechos más básicos como la seguridad, que sufren las mismas poblaciones de México e Italia. El despojo de territorio, el envenenamiento del medio ambiente, el empobrecimiento, la falta de servicios públicos, el miedo de vivir bajo el control de la criminalidad o de instituciones corruptas, que gozan de total impunidad.

Hemos denunciado la falta de derechos ante las autoridades estatales y municipales, ante las comisiones de derechos humanos, incluso la del Senado Italiano, pero sobre todo hemos hecho un llamado a la sociedad civil, para que no deje de luchar por sus derechos y los derechos de los migrantes. Para que no deje de atender a su tarea fuerte de construir nuevos caminos y pretender que las instituciones hagan su propia parte.

Hemos entrado en estaciones migratorias y penales de ambos países y reclamado seguridad para los defensores de los derechos de los migrantes y de los ciudadanos. Hemos estado en el Puerto de Gioia Tauro para denunciar el negocio que la mafia italiana y los carteles mexicanos hacen con las drogas, nos hemos solidarizado con el dolor y la rabia de los familiares de los muertos y desaparecidos de Ayotzinapa, a quienes hoy mandamos nuestro mas fraternal abrazo, ante la reciente identificación de los restos de Alexander Mora Venancio, uno de los 43 desaparecidos y encontrado en una más de las fosas comunes que quedan a lo largo de México, los desaparecidos nos duelen y nos mueven a todos. Con estas dos caravanas hemos juntado las dos orillas del océano con un “Puente de Esperanza”. El desafío es seguir cruzando este puente.

Hallazgos y encuentros de la Caravana:

Con las pistas logradas en la caravana anterior y con el trabajo del proyecto #puentesdeesperanza, y las pistas de esta caravana podemos reportar que varias familias han logrado disipar la agonía de no saber de sus seres queridos y reunificar sus familias.
 Oswaldo Martínez Guerra y su hermana Leonila Guerra – Honduras. 17 años transcurrieron desde que Oswaldo Martínez Guerra, salió de Honduras.
José Yanel Navarro Valle y su madre María Delmi Navarro – Hondura. 15 años, fue localizado por Rubén Figueroa en un aislado rancho del estado de Hidalgo.
Carlos Humberto Murillo y su madre Juana Oliva Vázquez – Honduras. Fue encontrado en el reclusorio de Santa Martha Acatitla, en el Distrito Federal, luego de buscarlo por más de 17 años.
Karla Patricia Sánchez y su hermana Miriam Sánchez – Honduras. Se localizó a Miriam Sánchez en Tijuana, Baja California después de 25 años de búsqueda.
María Teresa Heredia y su madre Laura Lucia Heredia, El Salvador. Cofamide. María Teresa se nos acerco el año pasado en Tapachula diciendo que quería que le ayudáramos a localizar a su madre a quien no ve desde hace 35 años. No pudo viajar porque ya tiene 80 años.
Julio Cesar Rivera y su madre Sebastiana Rivera – Cofamide. El Salvador se localizo en Tapachula, Cereso # 3 después de 7 años de no saber de él.
María Luisa Herrera Hernández y su madre Leonor Hernández – Honduras Después de 8 años se localizó en Tapachula, Chiapas.
Orlin Ulises Velázquez Murillo y su madre María del Carmen Murillo García, Honduras. Se localizó en el Reclusorio Norte del D.F.

Adán Murillo Sánchez y su madre Herlinda Sánchez. Honduras. Salió de su casa en el 2011 y se encuentra en el Reclusorio Norte del D.F.

 Agradecimientos:

A los representantes de distintos medios que nos acompañaron, PRAMI, Universidad Iberoamericana; El Claustro de Sor Juana, Clinica Juridica del Programa de Derechos Humanos, UNAM; Arte y Cultura, UNAM; Albergue Para Personas Migrantes “La 72″; “Casa Del ¨Caminante J’tatic Samuel Ruiz”; Secretaria De Gobierno Del Estado De Tabasco; “Caridad Sin Fronteras, A.C.”; “Las Patronas”; “La Sagrada Familia” Un Mundo Una Nación, A.C.; “El Samaritano” Congregación De Los Sagrados Corazones De Jesús Y María; “Casa De La Caridad-Hogar Del Migrante” – Caritas; Fm4 Pasolibre, Orden De Frailes Menores, El Iffim; “Manos Extendidas, A.C.”; Cafemin “Casa De Acogida, Formación Y Empoderamiento De La Mujer” ; “Casa De Los Amigos” ; Cipam, Imumi, Red Mesoamericana Mujer y Salud, Instituto Simone De Beauvoir ; Imd-Defensoras, Red Nacional De Defensoras De Derechos Humanos, Red De Defensoras-Oaxaca, Consorcio Oaxaca; Grupo De Autocuidado Red Nacional; “Hermanos En El Camino” Pastoral De La Movilidad Humana Pacifico Sur Del Episcopado Mexicano; Voces Mesoamericanas, Acción Con Pueblos Migrantes, A.C. ; (Voces Mesoamericanas) y Organizaciones Locales; Comité De Familiares De Migrantes Desaparecidos Junax Kotantik; Centro de Derechos Humanos Fray Matías De Córdova, Medicos del Mundo; Brigada Callejera; Cruzando Fronteras.

La Mesa Torinese para las Madres de Ciudad Juárez: Amnistía Internacional (Sección Piamonte y Valle de Costa), Mujeres de Arena, Mujeres en Negro, Si no ahora, Cuando? (Sección Torino) y SUR (Sociedades Humanas Resistentes) Además, participan en la organización de la Caravana, ASGI, Asociaciones per gli Studi Giuridici sull’Immigrazione, Centro Studi Sereno Regis, Cgil Coordinamento migranti Torino, Il salvagente International Help Onlus, SCI, Servizio Civile Internazionale Soleterre -Strategie di pace Onlus. www.carovanemigranti.org

La caravana fue resguardada por La Comisión Nacional de Derechos Humanos, El Instituto Nacional de Migracion y diferentes corporaciones de Seguridad Nacional. 

Contactos: Marta Sánchez Soler (+52) 555 435 2637 Rubén Figueroa (+52)554 505 6658

Contacto en Italia: José Jacques (+52) 554 346 1368

Facebook: movimientomigrantemesoamericano

Twitter@mmmesoamericano

www.movimientomigrantemesoamericano.org

Link: http://vocesmesoamericanas.org/2014/12/08/comunicado-de-salida-de-la-caravana-de-madres-de-migrantes-desaparecidos-puentes-de-esperanza-una-decada-de-lucha-y-de-esperanza/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s