Urge proteger a los niños, no deportarlos y enfocarse en los factores a raíz de la crisis / NALACC

Statement from Oscar Chacón, Executive Director of the National Alliance of Latin American and Caribbean Communities (NALACC)

La violencia y la ausencia de seguridad pública son los dos factores predominantes detrás del éxodo de niños desde países centroamericanos. Los niños son cada vez más el blanco social y las víctimas de esta violencia. La Administración Obama ha calificado esto como una “crisis humanitaria”. Lo es. Y tiene que ser tratada como tal, lo que debería significar que el bienestar de los niños y la obligación de reunir a las familias debería ser nuestra principal preocupación

    • En primer lugar, tenemos que dejar de regresar a los niños a condiciones de violencia e inseguridad. El hacer tal cosa viola toda obligación moral que tenemos como sociedad hacia nuestros hijos, y contraviene las leyes nacionales e internacionales de protección de la niñez, el principio de la unidad familiar, la protección que merecen víctimas de tortura y reclutamiento forzoso en conflictos violentos. El Gobierno de EE.UU. debería otorgar protección humanitaria inmediatas a través de medios existentes, tales como el asilo, la Convención de Naciones Unidas Contra la Tortura, o a través de programas adicionales como el Estatus de Protección Temporal o la Acción Diferida, según sea necesario.
    • La detención de niños es un problema grave. La práctica de mantener los niños detenidos por mucho tiempo los envía de nuevo a un ciclo de miedo y violencia. Más bien, deberían ser rápidamente reunidos con sus familias (sujeto a los procedimientos de verificación apropiados), sin que la condición legal migratoria de dichos familiares represente un obstáculo o riesgo.
    • Una respuesta de largo plazo requerirá de una reorientación en las políticas económicas y de desarrollo en América Central, al igual que el enfoque vigente de la “seguridad”, el cual da prioridad a la militarización y el control, por encima del bienestar de las personas y el respeto a los derechos humanos. Cualquier respuesta que no tome en cuenta este desafío de largo plazo, dejara intactas las condiciones para la próxima crisis
    • La única razón por la cual niños mexicanos no figuran en esta crisis es porque en el caso de los niños mexicanos que tratan de llegar a los EUA y son aprendidos por la Patrulla Fronteriza, son inmediatamente deportados, sin consideración de recurso legal alguno, bajo un arreglo denominado “repatriación.” La realidad es que hay muchos niños mexicanos huyendo también de condiciones de inseguridad y violencia, pero en el caso de ellos se les aplica una deportación inmediata, independientemente de eufemismos.
    • Puntos adicionales:Las personas están tomando un riesgo calculado, en una situación donde no hay ganador
    • Ningún padre de familia debería enfrentar el desgarrador dilema que los padres de niños en América Central están enfrentando. Tienen que elegir entre un esfuerzo que busca reunirse con sus hijos, a pesar del riesgo que implica la travesía migratoria; o dejar a sus hijos en sus países donde enfrentan un riesgo grave y constante de violencia.

La raíz de la crisis es económica

    • El aumento de la violencia y la inseguridad de lo cual estos niños centroamericanos huyen tiene sus raíces en un patrón estructural de creciente desigualdad económica, especialmente en Honduras, Guatemala y El Salvador. El éxodo de los jóvenes de la región apunta al fracaso de las políticas económicas y de desarrollo para producir auténticas oportunidades para que la gente viva una vida digna en sus países de origen.

Los fracasos de política publica en los EUA, al Igual que en América Central y México

    • La crisis actual representada por los niños detenidos destaca también las fallas profundas en las políticas públicas de los EUA. Tanto en relación a nuestra obsoleta y cruel políticas de inmigración actual, la cual mantienen a las familias separadas, como también en nuestra incapacidad (o falta de voluntad) para reaccionar adecuadamente a una crisis humanitaria en nuestro puerta.
    • Por su parte, los gobiernos de América Central y México están mal equipados para responder al flujo de niños que ya han sido deportados, o ante aquellos que estén en tránsito en sus países. El marco de la seguridad nacional, el control y el castigo que se respira en nuestro debate nacional sobre la política de inmigración es completamente inapropiado en esta situación. Esta crisis humanitaria exige-en primer lugar-el compromiso de proteger a los niños y familias de todo daño.
    • Los gobiernos de los países de los que los niños no acompañados están huyendo también tienen una enorme responsabilidad y deben rendir cuentas. Tanto por no proporcionar un entorno estable y seguro en el que las familias puedan prosperar, como también por su falla en no proporcionar oportunidades que harían que la emigración fuese una verdadera opción, y no una necesidad para las personas que buscan una vida mejor para sus familias. Países como México, a través del cual los niños viajan en tránsito hacia los EUA también tiene la obligación de protegerlos.

La ausencia de niños nicaragüenses en este drama

    • Las condiciones estructurales de bienestar social y de seguridad publica ciudadana en Nicaragua, son marcadamente diferentes a las que reinan en El Salvador, Honduras y Guatemala. Consecuentemente, los factores detonantes del éxodo infantil que estamos viendo en el caso los tres países antes mencionados no existen en el caso de Nicaragua.
    • La naturaleza de la migración nicaragüense ha dado un giro dramático de cómo era hasta finales de la década de los 80’s, a como ha sido a lo largo de los pasados 20 años. Dicho simplemente, el país de destino de la mayoría de las personas que han emigrado en época reciente de Nicaragua ha sido Costa Rica y en una menor medida otros países centroamericanos. Indudablemente, hay muchos problemas que afectan la relación migratoria entre Nicaragua y Costa Rica, incluyendo el caso específico de la niñez.

 

Las deportaciones no son la respuesta ante esta crisis

  • Sugerir que podemos detener la marea de los niños no acompañados por medio de procesos acelerados de deportación a ser aplicados a los que ya están aquí no tiene sentido. Los problemas estructurales que han dado origen a este éxodo infantil deben ser atendidas. Ante la falta de garantías de protección para los niños actualmente en los EUA, es inconcebible que se sugiera que la deportación es la solución. El circulo vicioso de violencia y desesperación terminaran siendo alimentados por dicha práctica.
  • La respuesta por parte del gobierno de los EUA hasta ahora ha sido totalmente contradictoria. Por un lado, el Presidente Obama se ha referido a la situación de los menores no acompañados como una “crisis humanitaria”. Por el otro, su solicitud ante el Congreso para que le otorguen fondos adicionales con la finalidad de acelerar los procedimientos de deportación sugiere exactamente otra cosa. Nos entristece profundamente pensar que esta “crisis humanitaria” se quiera tratar bajo procedimientos ordinarios consistentes con la equivocada lógica de represión y castigo que ha caracterizado a la política de inmigración de los EUA desde los años 90’s. Esto es especialmente vergonzoso a la luz del historial de una Administración que ha deportado más de 2 millones de personas en los últimos años.

Link: http://www.nalacc.org/es/protect-dont-deport-children-and-address-drivers-of-the-crisis/

Estimados miembros de NALACC,

 

Este día tuve la oportunidad de ser parte de una reunión con el Secretario de Seguridad Domestica Jeh Johnson, en representacion de NALACC. Estuvieron tambien presentes el Senador Richard Durbin y los Representantes Luis Gutierrez y Bill Foster, todos Demócratas del estado de IL. Todos ellos habían visitado temprano de esta mañana el centro de detenciones de Broadview, en las cercanías de la ciudad de Chicago.

 

La reunión fue un intercambio entre los aproximadamente 20 invitados y el Secretario Johnson. A pesar que todas las figuras antes mencionadas cumplieron con la linea del Partido Demócrata en cuanto a enfatizar que lo mas importante es conseguir la aprobación de una reforma comprensiva (CIR), casi todas las preguntas y comentarios estuvieron centrados en el tema de alivio administrativo y de como las detenciones y deportaciones siguen siendo el mas duro azote para nuestras comunidades. El Rep. Gutierrez fue el único que enfatizo la importancia de caminar en paralelo en lo referente a conseguir un alto a las deportaciones por la vía administrativa, al mismo tiempo que se puedan seguir haciendo esfuerzos de aprobar cambios legislativos.

 

Quedo claro que el tema del alivio administrativo es en ultima instancia un tema de orden político. No se trata de un problema de si existe autoridad, sino de con que grado de apresuramiento y de profundidad se quiere ejercer tal autoridad.

 

Tuve la oportunidad de tener una intervención breve en la cual enfatice los siguientes puntos:

 

1. En base a los casos de deportación que fueron destacados por otros de los asistentes a esta reunión, debemos tener muy claro que las causas de muchos de los arrestos, detenciones y deportaciones tienen que ver con la extremadamente punitiva ley de inmigración de 1996.

 

2. Debemos estar muy claros que ninguna de las propuestas de reforma a la ley de inmigración de los últimos años ha buscado revertir la ley del 96. Por lo tanto, debemos estar claros que la meta ultima de un esfuerzo genuino de reforma debe ser abolir la ley de 1996.

 

3. Sobre el tema de los niños no acompañados que han estado llegando a la frontera Sur de los EUA, muchos de los cuales se encuentran en centros de detención infantil improvisados, la meta debe inequívocamente ser conseguir la liberación de estos niños bajo la custodia de un familiar inmediato o cercano. Se debe evitar a toda costa a considerar normal tener a miles de menores de edad en centros de detención.

 

4. El problema de fondo de un ejemplo clásico de ¨crisis anunciada¨ en cuanto a los menores llegando solos a la frontera Sur, es la carencia de realidades económicas que aseguren el bienestar de las familias en los países de origen, al grado que la migración vaya dejando de ser el único camino de sobre-vivencia de las personas que deciden migrar y sus familias. El Secretario intervino en ese momento a efecto que debíamos estar unidos en aconsejar a los padres de familia que dejen de mandar a traer a sus hijos. Yo le respondí que ese comentario sugería la necesidad de tener un mejor entendimiento de la realidad actual de países como Honduras, Guatemala y El Salvador. Era crucial entender porque es que los padres están tomando los riesgos que implica que sus hijos viajen por tierra sin autorización migratoria. Ofrecí nuestra disposición a trabajar con el en buscar un abordaje mas sensato y humanista.

 

5. Inste al Secretario a resolver de manera inmediata lo que parece ser un grave problema de “comando y control” dentro del Departamento de Seguridad Domestica en lo referente a instrucciones que emanan desde la dirección (p.e. el memorandum Morton), pero que simplemente no se cumplen. Le recordé al Secretario que cuando se anunciaron las medidas de discreción de enjuiciamiento (Prosecutorial Discretion), la promesa es que esas medidas deberían beneficiar a cerca de 300 mil personas. Sin embargo, la realidad ha sido monumentalmente inferior. Le recordé también que le quedan aproximadamente dos años y medio para hacer una diferencia genuina en lo referente a como se aplica la ley.

 

Ademas de haber podido contribuir los puntos antes mencionados, tuve la oportunidad de entregar a Esther Olavarria, una de las mas altas asesoras del Secretario Johnson, una copia del documento que dimos a conocer esta mañana sobre el tema de la crisis humanitaria que representa el patrón de llegada y detención de menores no acompañados. Posterior al programa formal, el Representante Gutierrez me expreso su apoyo a cualquier esfuerzo que podamos hacer para presionar con mas fuerza a favor de la liberación de los menores no acompañados.

 

Todo lo anterior sugiere que debemos buscar de manera ágil y creativa, maneras de elevar el perfil de este tema y la demanda de liberar a esos menores de edad a la mayor brevedad posible. No duden en comunicarse conmigo en caso tengas preguntas y/o comentarios. Gracias por su atención.

 

Oscar Chacon 

info@nalacc.org

NALACC 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s