Por Alberto Buitre

PACHUCA, Hidalgo.- En lo que va del 2012, con datos aportados por la Fiscalía de Género, ha habido 183 reportes de desaparecidas en Ciudad Juárez, 18 de las cuales se han dado en el mes de junio, reveló la organización no gubernamental Nuestras Hijas de Regreso a Casa, durante la presentación del libro "Desaparecidas en Ciudad Juárez" del periodista español, Javier Juárez.

En la sede de la Fundación Arturo Herrera Cabañas de la ciudad de Pachuca, México, el periodista español y Nuestras Hijas de Regreso a Casa, presentados por el equipo de Los Ángeles Press, denunciaron el nuevo fenómeno de feminicidios ocurrido en la ciudad fronteriza de Chihuahua y llamaron a la solidaridad nacional e internacional con las madres que desesperadamente buscan obtener justicia para sus hijas secuestradas.

Los patrones de desaparición son constantes y presentan signos idénticos donde las niñas son "enganchadas" en el centro de Ciudad Juárez, muy cerca de la Catedral, en el lapso en el cual las jovencitas de entre 12 y 18 años toman el transporte público, salen de la secundaria o preparatoria o están en búsqueda de trabajo.

A decir de Javier Juárez, uno de los patrones de reclutamiento, de acuerdo a las denuncias y testimonios levantados en la investigación, es el que un hombre maduro se acerca a ellas y les ofrece trabajo pagado en dólares. Esta oferta, se presume que resulta atractiva para las jóvenes por su precariedad económica, todas residentes de colonias periféricas en Ciudad Juárez.

"Entre más jovencitas, mejor; entre más guapas, mejor; entre más pobres, mejor", indica Juárez acerca de este patrón que buscan los enganchadores al secuestrar a sus víctimas puesto que esta circunstancia las vuelve en blanco fácil y vulnerable para perpetrar dicho acto criminal.

"Desaparecidas en Ciudad Juárez" relata algunos de los casos más emblemáticos de las niñas secuestradas de Juárez que se han venido perpetrado en completa impunidad desde hace más de veinte años. El periodista español enfatiza que las campañas de las madres y organizaciones en búsqueda de sus hijas resultan indiferentes a las autoridades que dan trato de "vagas" a las víctimas o adelantan juicios sobre la posibilidad de ser prostituidas en una red de trata de personas sin ir al fondo de los casos.

También el libro es "un homenaje a esas madres" que han puesto en riesgo sus propias vidas buscando a sus hijas con la esperanza de encontrarlas vivas, al tiempo que se denuncia la omisión y complicidad de las autoridades de Ciudad Juárez en las desapariciones.

Javier Juárez y la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa mantienen una gira de trabajo por México, presentando su investigación en los estados de Querétaro, Hidalgo, Morelos, Puebla y el Distrito Federal, con la intención de construir una red de solidaridad internacional con las madres y de información sobre los casos denunciados.

 

Original obtenido de:

http://www.losangelespress.org/pachuca-hace-eco-de-desaparecidas-en-ciudad-juarez/