El siguiente artículo no podría dejar mas en evidencia cómo son los medios de comunicación, basados únicamente en prejuicios, los que fomentan la discriminación contra el migrante. ¿No es el migrante indocumentado aquél que sólo busca un mejor trabajo, un mejor sueldo, y poder sostener a sus familias?

El artículo en ningún momento da argumentos sobre cómo es que integran las filas delincuenciales, es únicamente el título donde se menciona, en el contenido al parecer se olvida de lo que anuncia renglones arriba.

La elección del artículo es sólo para hacer la denuncia de estas notas amarillistas que promueven la discriminación.

Manifestamos nuestro rechazo total.

 

Los bajos salarios por jornada y la falta de oportunidades empujan a los migrantes rurales a salir de sus comunidades rumbo a Estados Unidos. Foto: Archivo/El Sol de México

Organización Editorial Mexicana

10 de junio de 2012

Redacción / El Sol de México
Ciudad de México.- El dirigente de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas (CODUC), Marco Antonio Ortiz Salas, alertó sobre el crecimiento de la migración e incorporación de este sector a grupos delincuenciales ante la falta de oportunidades en sus comunidades, y aseguró que sólo un 20 por ciento de los jóvenes se quedan a trabajar en el medio rural.
Precisó que el 80 por ciento abandona sus comunidades para dirigirse a ciudades urbanas o intentan cruzar de indocumentados a Estados Unidos.
De acuerdo con las cifras más recientes del Inegi, dijo, en México hay 32.9 millones de jóvenes menores de 18 años de edad hasta el año 2010, mientras que la población de 5 a 17 años de edad que reside en una entidad diferente a la de hace 5 años, son 2.9 por ciento.
Subrayó que según los datos del censo 2010, la migración interna reciente de personas de cinco años y más es de 3.3 millones de 2005 a 2010. De éstas, la cuarta parte (25.5 por ciento) corresponde a niños y adolescentes de 5 a 17 años; en 2000 esta proporción fue de 29.5 por ciento.
El secretario general de la CODUC expresó que el Inegi reportó que el 47.1 por ciento de los jóvenes trabaja y el 26.7 por ciento estudia, mientras el restante 26 por ciento "ni estudia ni trabaja", se encuentra en una situación improductiva.
Refirió que la migración de jóvenes se debe a la falta de oportunidades de ingreso en sus comunidades, pues en estados del sureste del país como Chiapas, perciben salarios de entre 40 y 45 pesos diarios por jornadas de 12 horas, mientras que en entidades productoras como Guanajuato o Sonora, reciben ingresos entre 70 y 80 pesos diarios.
En ese sentido, criticó al Gobierno Federal no publicitar ampliamente los programas de apoyo productivo a los que pueden tener acceso este sector poblacional, de ahí que los jóvenes campesinos se vean obligados a abandonar sus lugares de origen.
A juicio del dirigente de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas en México vivimos de "ocurrencias y no de políticas públicas" que permitan mejorar los niveles de vida en el medio rural.
Tanto es así, comentó, que de acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo al promediar los salarios mensuales en 72 países, resulta que México se ubica en el escalón número 58, sólo 15 posiciones arriba del que peores sueldos da a sus trabajadores. Según este estudio, el monto que percibe un trabajador en México, en promedio al mes, es de 609 dólares (ocho mil 247 pesos).

Original obtenido en: http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n2575212.htm