En las protestas se escucharon insultos raciales y hubo varios detenidos

Tel Aviv, Israel.- Una manifestación de israelíes contra la inmigración ilegal degeneró en actos de violencia racista en Tel Aviv y desencadenó una fuerte polémica sobre la presencia en Israel de 60.000 inmigrantes clandestinos, en su mayoría sudaneses y eritreos.
En la noche del miércoles, unos mil israelíes se manifestaron en el barrio desfavorecido de HaTikva, en el sur de Tel Aviv, gritando "¡los sudaneses a Sudán!" o "¡fuera los negros!", y criticando a las "buenas conciencias izquierdistas" que defienden a esos extranjeros, informó AFP.

Algunos manifestantes atacaron y saquearon tiendas regentadas por africanos y apedrearon automóviles en los que viajaban inmigrantes, indicó el portavoz de la policía, Micky Rosenfeld, a los medios.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, condenó la violencia pero prometió que su Gobierno empezará a expulsar "pronto" a los inmigrantes ilegales.

La policía detuvo a 20 manifestantes y pidió el jueves a la justicia que mantenga en detención a 16 de ellos, incluyendo cuatro menores.

Ningún inmigrante resultó herido en la noche del miércoles y efectivos de policía permanecieron en la zona "para mantener la calma", puntualizó Rosenfeld.
Este jueves se veía a pocos africanos en el mercado de HaTikva (esperanza).

Original obtenido de: http://www.eluniversal.com/internacional/120525/marcha-contra-migracion-ilegal-genera-violencia-en-israel