Migración mexicana altamente calificada en EEUU y Transferencia de México a Estados Unidos a través del gasto en la educación de los migrantes

Adolfo Albo y Juan Luis Ordaz Díaz

Resumen
En este artículo se presenta una cuantificación del número de mexicanos con estudios de
doctorado que radican en los Estados Unidos se describe algunas de sus características y se
señalan algunos factores que contribuyen a la emigración de este grupo de personas. También
se ofrece una cuantificación de la transferencia que ha México realizado a Estados Unidos a
través del gasto educativo en los migrantes mexicanos previo a su emigración. Se encuentra
que por este concepto México, en promedio, ha hecho cada año una transferencia equivalente
a poco más de medio punto porcentual de su PIB en los últimos años.

[¿Cuánto es lo que se destina del PIB a la investigación en México, 0. 49%?
(http://www.jornada.unam.mx/2009/05/10/economia/028n1eco)

Download at:  http://www.bbvaresearch.com/KETD/fbin/mult/WP_1125_Mexico_tcm346-266762.pdf?ts=2982011
Versión en inglés: http://www.bbvaresearch.com/KETD/fbin/mult/WP_1126_Mexico_tcm346-266861.pdf?ts=2982011

Anexo las citas que considero esenciales:
————-
La emigración de personas altamente calificadas ha sido poco estudiada para el caso de México; quizá por esa percepción prevaleciente sobre el perfil de los migrantes. Sin embargo, como se muestra en este articulo, la emigración de este grupo es muy importante desde diferentes puntos de vista: el inmediato es por su tamaño con respecto al total de mexicanos con altos niveles educativos, que es elevado; en segundo lugar, por su dinámica, que es creciente y superior a la migración tradicional y en tercer lugar, por otras razones igualmente importantes, como por ejemplo su impacto en transferencia tecnológica. (p. 3)

Es claro que en los países receptores, cuando la migración de personas de alta calificación laboral es de carácter más permanente, dado que su capital humano es elevado y tiene la oportunidad de seguir aumentando con el paso del tiempo por la experiencia y por la participación en el desarrollo de nuevos conocimientos y tecnologías, este proceso se traduce en un aumento en el potencial de crecimiento del país receptor de migrantes, esto si bien no en forma simétrica puede representar una pérdida para los países de origen. (p. 3)

De acuerdo con las cifras de la CPS en 2009 radicaban en Estados Unidos poco más de 20 mil migrantes mexicanos con estudios de doctorado. El 46% de ellos ingresó a dicho país en las dos últimas décadas. El 34% lo hizo entre en las décadas de los 70´s y 80´s; en tanto que el resto ingresó antes de 1970. Lo que muestra una dinámica creciente en años recientes. (p. 3)

… alrededor del 20% de las personas nacidas en México con estudios de doctorado radican en los Estados Unidos. La proporción es considerable, es prácticamente del doble del total de migrantes mexicanos en Estados Unidos, que es 11%. Otra comparación relevante corresponde al número de investigadores con doctorado adscritos al Sistema Nacional de Investigadores (SNI) en México que es de 16 mil, una cifra inferior al número de migrantes mexicanos con doctorado en
EEUU (20 mil). Así, una gran parte del capital humano de los mexicanos con muy elevada calificación laboral no está siendo aprovechada por el país. (p. 4)

… a mayor nivel de escolaridad la probabilidad de emigrar tiende a ser más alta. (p. 5)

…por cada 4 personas en México con estudios de doctorado hay 1 un migrante mexicano en Estados Unidos con igual nivel de calificación. (p. 5)

La probabilidad de que un mexicano con estudios de doctorado emigre a los Estados Unidos es 4 veces mayor a la de un mexicano con primaria y 3 veces superior a la de un mexicano con secundaria. (p. 5)

En comparación con otros países en vías de desarrollo México tiene tasas de emigración calificada (que incluye a personas con estudios postsecundarios) superiores a países como India, Irán, Brasil, Colombia; menores a las de Vietnam y Cuba y similares a las de Filipinas (UNCTAD, 2007). (p. 5)

Algunos estudios han dado muestra de que la selectividad educacional es mayor para las mujeres migrantes en los niveles educativos más altos (Véase Lowell, Pederzini y Passel, 2006; y Kanaiuipuni, 2000); es decir a bajos niveles educativos los hombres tienen mayor probabilidad de emigrar, pero en los niveles educativos altos la probabilidad de que una mujer emigre aumenta en mayor medida. (p. 6)

Se observa que en los mexicanos con estudios de doctorado radicados en EEUU es mayor la proporción tanto en jóvenes (menos de 40 años) como en los de mayor edad (más de 60 años). (p. 6)

… en cuanto al número de horas que los mexicanos con doctorado trabajan a la semana parecería ser ligeramente más elevado en México que en EEUU, de acuerdo con las cifras de ambas encuestas. (p. 6)

[Primer factor de emigración:]
La ENOE indica que los mexicanos con estudios de doctorado radicados en México ganaron en promedio 111 pesos por hora en el primer trimestre de 2009; lo que significó un ingreso mensual promedio ligeramente superior a 20 mil pesos. En tanto que en Estados Unidos los migrantes mexicanos con estudios de doctorado ganaron en 2009 en promedio 378 pesos por hora, lo que correspondió a alrededor de 66 mil pesos mensuales. Es decir, de acuerdo con los resultados de
estas dos encuestas un mexicano con estudios de doctorado tendería a ganar en promedio poco más de 3 veces en Estados Unidos lo que ganaría en México. (p. 7)

[Segundo factor: La falta de oportunidades]
Otro factor que puede estar siendo determinante en la elevada proporción de emigrantes altamente calificados es la falta de oportunidades en México. De acuerdo con las cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) las tasas de desocupación más elevadas se encuentran en la población con mayores niveles de escolaridad (educación media superior y educación superior). (p. 8).

Algunas personas en México al no encontrar ocupaciones para las que están capacitados pueden encontrar acomodo en actividades que no corresponden con las habilidades que poseen o bien emigran a otros países en donde pueden aplicar de mejor manera sus conocimientos. (p. 8)

[Tercer factor: la demanda]
Para que una persona se emplee es necesario que alguien lo requiera (como trabajador en este caso), como ocurre en cualquier mercado. Aún con la falta de oportunidades en México, los mexicanos altamente calificados no emigrarían a los Estados Unidos si haya no hubiera demanda por ellos. Sería menos costoso ser desempleado acá que allá. (p. 8)

¿Cuál es la magnitud de la transferencia?
Los cálculos realizados con base en la metodología indicada previamente dan como resultado la cantidad de 81 mil millones de dólares. Al menos esto es lo que México transfirió a los Estados Unidos en el periodo 1994-2008 como gasto en la educación de los migrantes mexicanos en dicho país antes de emigrar. Es decir, por este concepto en promedio México transfirió cada año 6 mil millones de dólares a los Estados Unidos. Por tanto, México, en promedio, ha hecho cada año una transferencia equivalente a poco más de medio punto porcentual de su PIB. (p. 11)

Conclusiones: la imperiosa necesidad de generar mayores oportunidades laborales para los mexicanos, una asignatura pendiente.

La pérdida de capital humano altamente calificado en México es una realidad. Las tasas de emigración más elevadas en México se encuentran en los niveles educativos más altos. En general, el número de mexicanos en Estados Unidos representa el 11% del total de los habitantes en México. En el caso de las personas con estudios de doctorado esta proporción es 2 veces superior, se estima que en EEUU radican un poco más de 20 mil migrantes con estudios de doctorado, cuando en el país se encuentran con el mismo grado educativo poco más de 70 mil mexicanos.  (p. 12)

Es de gran importancia para México tratar de aprovechar el capital humano que se ha ido, y generar las condiciones para su pronto regreso. (p. 12)

Aquí hemos señalado tres factores que inciden en que se esté presentando lo que se conoce comúnmente como una “fuga de cerebros”: La diferencia en salarios entre México y Estados Unidos, la demanda en Estados Unidos por este tipo de trabajo y la falta de oportunidades en México, parecerían ser las razones suficientes desde un punto de vista económico que explican la migración. Estas razones son comunes a otros grupos de migrantes y suficientes para buscar oportunidades
en otro país. Habría que señalar que pueden existir otras motivaciones para emprender la migración, como aspectos relativos al cambio climático, consideraciones políticas y de seguridad, entre otros muchos otros factores, que fueron descritos y analizados en la primera edición de Situación Migración México. (p. 12).

No obstante lo anterior, a nivel interno, el debate en México debe de centrarse en lograr generar mayores oportunidades para los trabajadores, de todos los niveles, no únicamente para los pertenecientes a los mayores niveles educativos, a pesar de que ahí, es donde se concentra el mayor desempleo. La economía mexicana no está absorbiendo a una elevada proporción de la mano de obra con mayor calificación laboral. (p. 12)

Mi conclusión es la siguiente:

Es evidente el fracaso del SNI por las altas barreras de entrada al sistema y a las universidades (muchos requisitos, además del doctorado, que de por sí ya es alta), la falta de plazas académicas, además de que se ha alentado un “SNI” paralelo en Estados Unidos, muy superior en número si se consideran los emigrados a otros países. Además debido a la inestabilidad en el empleo, la inmobilidad laboral académica, ligada al sistema desigual de seguridad social (ISSSTE, IMSS, institucional); la falta de empleo en las empresas y la diferenciación salarial sector privado vs academia. Todo lo anterior se resume en una vulnerabilidad laboral y social creciente de los profesionales con posgrado y de los académicos en general.Por otro lado, viéndolo desde el punto de vista de los estudiantes y de manera oportunista y de oportunidades, la conclusión sería: es preferible elegir estudiar un posgrado en el extranjero que en México, con la intención de facilitar la emigración futura ante la falta de oportunidades. Quizás, esa es la política de estado: que emigren los mejores porque en México no hay oportunidades, semejante a la política laboral: “empléate a ti mismo y sé tu propio jefe”…

En mi opinión, el otro factor, que no se analiza en el estudio y que debe considerarse es la “Computing Crisis” (http://cs-netlab-01.lynchburg.edu/courses/MACFAST/SEShortage/Papers%5Cp329-cassel.pdf) que trata de la falta de estudiantes, profesionales y profesores con estudios en computación, la disciplina inter y trans-disciplinaria por excelencia (Ver. http://www.it.uu.se/research/publications/reports/2007-006/2007-006.pdf#page=31), lo que hace que quienes tengan esas habilidades, tienen la mayor probabilidad de emigrar.

Por último, recordemos una cosa: los buenos, siempre encontrarán y se moverán a los mejores lugares y encontrarán un mejor acomodo, en México o en el extranjero, y ocurrirá cuando la nostalgia y las barreras mentales se vengan abajo y los haga movilizarse.

Saludos,

Jesús Zavala Ruiz
————————-
e-mail: jzr@xanum.uam.mx, jzavalar@acm.org